Acaban de aprobar el primer tratamiento contra el cáncer que reprograma el sistema inmune

La terapia ha tenido un 83% de éxito para curar la leucemia infantil

fármaco vivo cáncer

Arte PG

En la batalla contra el cáncer entra una nueva arma. La Administración de Alimentos y Medicamentos deEstados Unidos acaba de aprobar un tratamiento que altera genéticamente las células del paciente para atacar el cáncer.

El responsable regulador lo describía como "histórico" debido a que se trata de una terapia hecha a medida para cada enfermo. Se vuelve más combativa que las generales como la quimioterapia o la radioterapia.

 

Bajo su nombre comercial, Kymriah y fabricada por la compañía Novartis, se encuentra la tecnología CAR-T. Consiste en extraer glóbulos blancos de la sangre del paciente, reprogramarlos específicamente y volver a introducirlos en el cuerpo para matar al tumor desde dentro.

La aprobación viene en gran parte después del ensayo clínico en 63 niños gravemente enfermos y jóvenes afectados por leucemia linfoblástica aguda, un devastador cáncer con alto índice de mortalidad. Una de las primeras en recibir el tratamiento cuando estaba en fase experimental fue Emily Whitehead, una niña de 6 años que estuvo a punto de morir por la enfermedad. Hoy lleva más de cinco años sin leucemia. El tratamiento en ensayo clínico obtuvo un porcentaje de éxito en hacer desaparecer el tumor del 83%.

Emily Whitehead

La terapia no está, sin embargo, exenta de riesgo. Un posible efecto secundario es la conocida como 'tormenta de citocinas', una reacción inmunitaria que puede causar presión arterial, congestión pulmonar, fiebre o complicaciones neurológicas. Esa tormenta puede ser controlada y reducida con inmunosupresores.

"Estamos entrando en una nueva frontera en la innovación médica con la capacidad de reprogramar las células de un paciente para atacar un cáncer mortal", manifestó Scott Gottlieb, de la FDA, según recoge euronews.

El también llamado 'fármaco vivo' costará 45.000 dólares. Preguntado por el New York Times, Novartis explicó que si el paciente no mejora en un mes, no debe pagar y que ayudará a las familias que no posean seguro médico o sea insuficiente. Aunque ahora va dirigido a combatir la leucemia linfoblástica, avisan que en el futuro este tratamiento podría servir para tratar otros cánceres.

Tags: 

Regresar al blog