Despiden a una mujer por ser demasiado guapa

despedida guapa

Aunque parezca increíble, hoy en día te pueden despedir por el simple hecho de ser guapa. No hace falta que hagas nada mal, solo por algo tan subjetivo y tan tuyo como tu físico te pueden mandar a la calle. Y además los jueces no te darán la razón cuando reclames.

Esto es precisamente lo que le sucedió a Dilek Edwards, una mujer norteamericana que ejemplifica hasta qué punto las mujeres sufrimos discriminación de género en todas las esferas de nuestra vida.

Dilek es masajista y fue empleada por Charles Nicolai y su esposa Stephanie Adams hace unos años. No duró mucho en el puesto, ya que al poco tiempo fue despedida. Ocurrió después de que Nicolai confesara a su esposa Stephanie que ella podría ponerse celosa porque la masajista era “demasiado guapa”.

Una “razón” suficiente para ponerla de patitas en la calle. Por supuesto, Dilek interpuso una demanda contra sus dos jefes alegando que había sufrido discriminación de género en su despido. En el primer juicio en 2016, los magistrados rechazaron que “ser guapa” pueda ser motivo de discriminación, por lo que consideraban que era una razón legítima para despedir a alguien.

 

 

 

 

Edwards apeló la sentencia por considerarla injusta y ahora un tribunal superior le ha dado la razón.

"Dilek fue despedida por ninguna otra razón más que la creencia de que Adam Nicolai se sentía sexualmente atraído por ella ... Esto establece una causa de acción por discriminación de género en la Ley de Derechos Humanos del Estado de Nueva York”, han declarado los magistrados.

Lo sorprendente, más allá del propio caso, es que es la primera vez que se admite que considerar a alguien demasiado guapo encierra algún tipo de discriminación. El abogado de la joven, Maimon Kirschenbaum, declaró que habían buscado casos previos que se parecieran al de su clienta y se hubieran resuelto satisfactoriamente. Sin embargo, en todos ellos se había rechazado este supuesto como motivo de discriminación.

Por lo tanto, el caso de Dilek es un pionero en la lucha contra la discriminación laboral por cuestión de género. Ahora solo queda que dejen de producirse este tipo de despidos.

Regresar al blog