Éric Cisneros considera que padres de hijos con cáncer no debían manifestarse; ¡primero hay que explicar y luego protestar!

 -  en CarruselOpinión

Armando Ortiz / Todos sabemos que en la mayoría de los casos las protestas son el último recurso que queda a algunos grupos sociales o a algunas personas que después de tanto tocar puertas y de pedir se les atienda, sólo encuentran portazos y oídos sordos. Los padres de hijos con cáncer no salen a manifestarse con la intención de fastidiar al gobierno, salen porque ya están hartos de las largas que les dan, de las promesas no cumplidas y de los plazos que nunca se cumplen. Y el problema no es su impaciencia, el problema es que la enfermedad de sus hijos no espera, avanza, y deteriora la salud de sus hijos, poniendo con ello en peligro esas vidas. Es por ello que los impertinentes comentarios del secretario de Gobierno, Éric Cisneros, caen como jugo de limón en la herida para los padres con hijos con cáncer: “Es conduciendo, primero aplicando qué problema es el que tenemos para darle debida solución, pero en Veracruz primero protestamos y luego explicamos, es al revés, primero hay que explicar y luego protestar”. No sabe este funcionario lo que estos padres han padecido, y no sabe porque el señor anda de gira presentando el libro que plagio; anda de gira promoviéndose como “escritor”, intelectual de la Cuarta Transformación que aspira a que le den el Premio Nobel de Literatura. Todavía se atreve a decir que “ya los están atendiendo”, cuando los padres protestan precisamente porque no los están atendiendo. Mejor que se vaya a presentar su plagio.

 

Nadie odia a Jaziel Bustamante, antes bien, por cómo se expresa, parece que se odia a sí misma; primero injuria y ahora se dice acosada

Jaziel Bustamante tiene por costumbre llamar “chayoteros” a todos los periodistas que atacan a la Cuarta Transformación que le dio empleo; también los llama panistas, pues en su corto entendimiento todos los que no están con su jefe Cuitláhuac García es porque les paga el PAN. Tiene lógica para esta pseudoactivista, si a ella le paga Morena por defender a Cuitláhuac, ¡cómo va a trabajar de gratis!, entonces a los que lo atacan les paga el PAN. Injuria a periodistas, los acosa con comentarios denigrantes en sus muros, graba videos mostrando la fineza de su léxico y se supone la mejor activista en defensa de los derechos de la comunidad Lésbico-Gay. Pero no lo es. Porque una activista real no se dejaría emplear por el gobierno en turno. De hecho, desde el mismo momento que le pagan su primer cheque, deja de ser activista, porque no se puede estar con Dios y con el diablo al mismo tiempo. Ahora, una vez que se ha evidenciado su falta de ética, su acoso y sus periodistas, se tira al suelo como la Sor Juana («yo la peor de todas») y acusa una campaña de acoso y hasta señala que su vida está en peligro y se acuerda de su condición homosexual para señalar discriminación y violencia de género. ¡Vaya drama! Habría que preguntarle a su jefe en Medio Ambiente, el experredista Sergio Rodríguez, experto en contar dinero en el colchón, si le va a permitir este tipo de escenitas a su nueva empleada.

Caro Quintero se pasea por las tierras del “Chapo”; mientras EEUU ofrece 20 millones de dólares por información que lleve a su captura

¿Dónde anda Rafael Caro Quintero? Muchos dicen que lo han visto en las tierras de el Chapo Guzmán; en los municipios de Sinaloa donde el poder del Cártel de Sinaloa sigue siendo inmenso. Recientemente circuló una fotografía en donde aparece Caro Quintero acompañado de un joven cuya identidad se desconoce. Al parecer el joven pidió tomarse una foto con quien la DEA considera el enemigo público número uno de los Estados Unidos. Cabe señalar que después de ser detenido en Costa Rica y juzgado en México, Caro Quintero fue sentenciado a 40 años de prisión, de los que sólo purgó 28, pues el gobierno de Peña Nieto lo liberó en 2013, arguyendo que su juicio había sido llevado de manera indebida. Pues muy quitado de la pena anda Caro Quintero, y al parecer no le preocupa que el gobierno de Donald Trump ofrezca hasta 20 millones de dólares a quien ofrezca información que lleve a su captura. ¿Se los quiere usted ganar? Vaya a los municipios de Sinaloa, igual se lo encuentra de pura casualidad. El problema será salir vivo de ahí.

Regresar al blog