Vuelve a tener relaciones sexuales tras recibir un transplante de pene de un muerto

A los 18 años terminó de perder el pene. El joven sufrió las complicaciones que a veces ocurren cuando en cabañas de tribus sudafricanas se lleva a cabo la circuncisión con precarios medios: gangrena y adiós miembro. Tres años más tarde su situación ha dado un vuelco. Pudo dejar embarazada a su mujer tras recibir el pene de un muerto.

El trasplante se realizó hace dos años pero la revista científica The Lancet saca los resultados ahora contando la evolución. El chico estaba abatido "psicológica y emocionalmente" cuando se presentó como candidato a esta cirugía. En la sala de operación, recibió el miembro de un hombre de 36 años que había donado sus órganos tras fallecer de muerte cerebral.

 

 

Su identidad se desconoce pero escriben que a los tres meses ya tenía erecciones y relaciones sexuales frecuentes con su pareja. A los seis, su mujer quedó embarazada. Aunque lamentablemente el bebé no nació con vida, se debió a otras causas.

Ahora el éxito se presenta como solución para aquellos a los se les amputó el órgano sexual tras graves infecciones causadas por rebanar el prepucio en condiciones poco higiénicas. Si no fuera porque se hace mal, la práctica, popular en Sudáfrica, en realidad conlleva ventajas. Sin el tejido del prepucio, hay menos riesgo de contraer enfermedades sexuales, como el VIH.

El único inconveniente con el que ha tenido que lidiar este joven es el vello púbico de su donante no se correspondía con el de él. Abajo tiene pelos un poco más rubios. Realmentemente, todo un mal menor.

Regresar al blog